Nuevos roles analíticos en administración pública

Se acerca la festividad de navidad y fin de año y antes de la parada (merecida) por unos días en este blog, queremos volver al tema de los roles analíticos y sus competencias.

Sabemos que en los últimos años cada vez tenemos más perfiles que participan en las iniciativas de generación de valor respecto el dato. A saber, el consultor de inteligencia de negocio, el ingeniero de big data, el especialista en visualización, el científico del dato,… que destacamos entre otros mucho más específicos y que frecuentemente deben realizar muchas tareas comunes y deben trabajar en un mismo equipo.

Hemos hablando en el pasado de roles más administrativos también como el CDO (Chief Data Officer). Una figura cada vez más relevante y presente dentro de las organizaciones. Y cuyo rol es realmente complicado puesto que debe liderar la transformación analítica de la organización. Cosa que no siempre le dejan por múltiples motivos, entre ellos la propia estructura organizativa o las múltiples barreras internas.

Pero ¿y si en lugar de hablar de una empresa u organización, hablamos de un país? ¿A parte de los roles anteriores necesitamos alguno más? En algunos países, se ha considerado que el rol del CDO era suficiente. Tenemos como ejemplo DJ Patil que fue CDO para el gobierno de Estados Unidos bajo los dos últimos años del mandato de Obama. Por cierto, rol que ya no existe en la siguiente administración y que pone en duda planes a largo plazo.

Para otros, el CDO no es suficiente. Al menos si la posición dentro del organigrama desaparece en un entramado cercano al laberinto del Creta.

Si el CDO debería estar dónde se toman las decisiones más estratégicas (el comité de dirección) en una organización (que ya sabemos que en muchas no lo está, lo que limita sus acciones y sus propuestas de cambio), ¿cuál es esa posición en un país? Todo parece indicar en el órgano de gobierno, que en este caso es el ministerio (o lo más cerca posible).

Siguiendo esta linea de argumento, UAE se ha convertido en el primer país del mundo en nombrar a un ministro para IA (Inteligencia Artificial). Así que de forma natural nos podemos preguntar, ¿deben seguir otros países este movimiento? ¿O simplemente es suficiente con un CDO? ¿Quizá otras opciones?

Esta misma pregunta se la han realizado muchos países y espero que no se quede en una pregunta retórica, en una declaración de intenciones o simplemente un libro blanco.

Si IA, como venimos todos discutiendo, está llamada a transformar profundamente una sociedad y ser un pilar en múltiples sectores, debería ser relevante poder diseñar una estrategia a nivel nacional y convertirla en una tecnología oblicua.

Así que si el objetivo es transformar un país en una potencia en IA, tener un perfil al más alto nivel puede ayudar a:

  • Poner en marcha iniciativas de colaboración entre la sociedad civil, la academia y las empresas para identificar áreas dónde IA será fundamentar para la innovación.
  • Diseñar políticas coherentes y coordinadas de datos abiertos en el contexto de un país.
  • Crear planes para atraer y generar talento, es decir, iniciativas externas e internas.
  • Desarrollar una iniciativa de políticas basadas en evidencias y datos (lo que llamamos evidence-based policies y ya sabemos que es tan necesario).
  • Empujar una agenda de investigación adecuada en linea con lo anterior.

No solo UAE está dando pasos. A parte de EUA, tenemos las iniciativas de Canada (con el objetivo de convertirse en un Hub para IA a través del MILA – Montreal Institute for Learning Algorithms-), Singapur a través de su programa AI Singapore, o China que despunta a nivel de investigación y sus empresas.

Me pregunto cuantos países perderán el tren (si no lo han perdido ya). Da igual como le llamen (al rol me refiero), pero es necesario un rol de peso y con una visión clara para empujar estas iniciativas dentro de una política de país.

Así que espero que el nuevo año nos traiga buenas noticias respecto iniciativas (de datos y demás) a nivel de país, de empresas y de todo tipos de organizaciones, que apuesten por convertirse orientadas a datos y evidencias y mejoren su competitividad a todos los niveles (también, y sumamente importante, a nivel de sociedad).

Desde este blog, el cuerpo docente del máster de Inteligencia de Negocio y Big Data, y del Master Universitario de Data Science os desea felices fiestas y buena entrada del año. ¡Nos vemos en el 2018!

About Josep Curto Díaz

Josep Curto es el director académico del Máster en Inteligencia de Negocio y Big Data (MiB) de la UOC. Así mismo es director de Delfos Research, empresa especializada en investigación de los mercados de Business Intelligence, Business Analytics y Big Data.
This entry was posted in Artificial Intelligence, Chief Data Officer and tagged , , . Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *