Data Governance: hay que ponerse las pilas

Business Intelligence pasó de moda (y eso que se sigue fracasando en su implementación en cuotas simplemente espectaculares – que van del 60% al 90%- y nosotros seguimos apostando erre que erre que también es fundamental), Big Data ya es para empresas caducas – lo dijo Gartner –  (y nos encontramos con porcentajes similares de fracaso) y ahora en el hype de Data Science nos encontramos con lo mismo (aunque en esta fase va a costar confesar que no es oro todo lo que reluce, lo hacemos solo en petit comité).

Y aunque esta es la situación de cara a la galería, es bueno que ya se empiece a hablar de las barreras fundamentales que existen en las empresas para generar valor (que son múltiples y variadas, y dan para múltiples entradas). No es que me guste poner el dedo en la llaga (a veces, sí), pero llevo toda la semana hablando de estos temas con otros expertos y con mis estudiantes en sesiones, foros, cafés, comidas y demás. Sí, convertirse en un profesional que genera valor a partir del dato (sea cual sea la posición dentro del espectro de profesiones – desde la calidad del dato hasta el científico del dato) es muy interesante (ya lo dijo Davenport, pero ahora con automated machine learning le entró el pánico (1)). Y lo comento, en general, por la confusión que se ha generado con la profesión – como si el científico del dato tuviera que ser ultraboy, un ser mitológico y omnipotente que cubre en profundidad todas las disciplinas y es capaz de responder a todas las preguntas).

Entre ellas destaca de forma muy significativa: muchas empresas nunca han considerado el dato como un activo (y era o bien desconocido, ignorado o premeditado). Y ahora, que el dato (y las capacidades vinculadas a la generación del valor) se ha convertido en una palanca de negocio, se han encontrado que no están en una situación de partida adecuada. Y que muchas de sus iniciativas, se encallan, se retrasan, nunca suceden o simplemente se convierte en utopías.

Así que toca convertir el dato en un activo de valor. Y esto no es un tema solo de BI, Big Data o Data Science. Esto es Data Governance. Para nada sexy. Ya hemos hablado antes en Informatica++ (aquí y aquí) y en este foro (aquí).

Es necesario reconocer que todas nuestras iniciativas de análisis van a estar condicionadas por la calidad del dato, y que no se trata de una iniciativa puntual sino dentro de un marco mucho más amplio de planificación, vigilancia y gestión del dato. Y está claro que este ámbito es amplio puesto que en dicha gestión debemos considerar la seguridad, la privacidad y el compliance con la regulación (temas que tratamos en nuestro programa).

Así que es necesario primero reconocer la enfermedad, y luego empezar a trabajar en ello. Sin duda hay que ponerse las pilas.

(1) Aquí tenemos la automatización de todo el proceso. Algo a tener en cuenta para los profesionales en este campo que van a tener de aprender los límites de este enfoque. Algo que parece que muchos (en su emoción) están olvidando y la interpretabilidad (algo de lo que hablaré en breve en datanatives en Berlín).

About Josep Curto Díaz

Josep Curto es el director académico del Máster en Inteligencia de Negocio y Big Data (MiB) de la UOC. Así mismo es director de Delfos Research, empresa especializada en investigación de los mercados de Business Intelligence, Business Analytics y Big Data.
This entry was posted in Big Data, Chief Data Officer, Data Governance, Data Science and tagged , , , . Bookmark the permalink.

4 Responses to Data Governance: hay que ponerse las pilas

  1. Xavier Villaronga says:

    Con esto quieres decir que el boom del DataScience está llegando a su fin?

  2. Hworld says:

    Hola, muchas gracias por la información! Hay alguna forma en que me puedan dar más información de esto? Para poder hacer una publicación en mi universidad? https://uautonoma.cl/ Muchas gracias de anticipación!

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *